Donibane Bar Noray 49 – 67 Bar Iraeta Donosti Dolphins

Que nadie se engañe viendo el resultado. Por mucho que el partido fuese contra los últimos y ganásemos por casi veinte puntos, el partido fue más complicado de lo que el resultado indica.

Al inicio del partido la situación era ésta:

  • 4 – yo: todo lo bien que se puede estar cuando se juega con dos medias rodillas.
  • 5 – Arki: en plena forma, no como su querida Real Sociedad.
  • 6 – Dani: BAJA, estaba con su equipo de cadetes del Bera Bera.
  • 7 – Pera: al principio estaba todo lo bien que está alguien a quien le funciona una rodilla y la otra a ratos.
  • 8 – Llata: él y su sangre de horchata estaban listos para hacer magia.
  • 9 – Gorka: la incógnita era si además de hacer movimientos bonitos algún día sería capaz de terminarlos con canasta.
  • 10 – Txubi: BAJA, no tiene ficha con los Dolphins. ¡Zubi, Judas! Te mereces la derrota del Barça ante el Bruesa.
  • 11 – sex-symbol Etxeza: qué manera de bailar house mientras conduce…
  • 12 – Manolo rompecorazones: tras destrozar las ilusiones de la fundadora de su club de fans, Bide estaba dispuesto a hacer añicos la defensa del otro equipo.
  • 13 – Otegi: se olvidó de llevar a sus amigos a animar el partido. Como consecuencia sólo había cuatro personas en la grada al empezar el concierto.
  • 14 – Iñaki Polo: BAJA, Etxeza debió de sentir envidia de su novia o de sus pectorales y decidió lesionarlo en el entrenamiento del martes de la semana pasada.
  • 15 – Haritz: BAJA, alguien debería decirle que pegar puñetazos a puertas de metal no hace bien a las muñecas de nadie.

Quien haga cuentas se dará cuenta de que el equipo patrocinado por el Bar Iraeta empezaba con ocho jugadores y un par de rodillas de menos. No obstante, los segundos (nosotros) visitaban la cancha de los últimos (ellos) y no esperaban gran oposición.

El equipo salió a la cancha y se encontró con que era más larga que la etapa escolar de Manolo. La impresión inicial se juntó con el pasotismo habitual e hizo que se calentase con las mismas ganas que pone el delegado de campo de los Dolphins en limpiar el sudor del suelo cuando jugamos en casa: las ganas eran nulas.

Así pues, la leche que nos íbamos a llevar contra los últimos del grupo se veía venir. El partido empezó con un parcial de 3-14 a nuestro favor. Oye, nos habíamos equivocado, qué bien jugamos, qué buenos somos y qué malos son los otros. Míralos como discuten y se gritan entre ellos, ja, ja, ja. Esto va a ser fácil… Y una mierda. Los de Pasajes respondieron con un parcial de 10-3 que dejó el partido en un 13-17 al final del primer cuarto.

Quizá fuese que nos mola la idea de darle emoción al partido o quizá fuese que nuestro instinto suicida le puede al de supervivencia. Fuese lo que fuese seguimos jugando el partido al ritmo del otro equipo y así nos fue. En el segundo cuarto perdimos 3 puntos de ventaja y a un jugador, Pera (lo mismo se lesionó en el tercer cuarto, ya no recuerdo bien). En el tercero perdimos otros dos puntos pero ellos perdieron a otro jugador. Para equilibrar las cosas, fair play y todo eso, ya se sabe. Partido semiempatado y también empatados a jugadores sanos.

El último cuarto empezaba con los Dolphins un punto por debajo en el marcador y jugándose la fase de ascenso en 10 minutos de juego. Luego resultaría que habiendo perdido también nos habríamos clasificado pero nadie lo sabía entonces. En ese momento crucial, Otegi empezó a jugar a baloncesto, Etxeza siguió anotando aprovechando que sus pulmones no tenían comparación alguna con los del resto de jugadores que estaban en el polideportivo y alguien cambió la horchata de chufa de las venas de Llata por una horchata mezclada con Red Bull que dio unos resultados magníficos. Un parcial de 0-16 en 6 minutos dejó el partido hecho añicos.

Hubo momentos memorables como el recital de recursos técnicos de Llata en el último cuarto, la estopa que le dieron a Etxeza para compensar que éste hubiera lesionado a Polo una semana antes o mi cortocircuito mental en el tercer cuarto. También quiero llamar la atención sobre Gorka, que por fin convertía en puntos sus buenos movimientos de pies. No obstante, cualquiera que haya visto el partido estará de acuerdo conmigo en que lo más espectacular del partido eran las reacciones desmedidas de los jugadores del otro equipo. Los gritos que se daban cuando no jugaban bien eran espectaculares y más aún sus reacciones cuando recibían algún golpe a pesar de que ellos no parasen de dar estopa. Mención aparte merece la ida de olla del 15 del otro equipo en la primera mitad o la del 11 cuando choqué contra él de frente en el tercer cuarto. Estuvo medio minuto en el suelo sin respiración a lo Dani piscinas y cuando fui a pedirle disculpas por el encontronazo se puso gallito y me insultó. Qué bien. Si lo llego a saber el codazo habría sido aposta y no en la boca del estómago sino en la de la cara, a ver si en tal caso puede hablar. Tras este percance, nombro al 15 y al 11 miembros del Cortocircuitos Club y además nombro al 11 Vitorio Gasman de la primera fase de la competición. Bueno, no, mejor Antonio Resines. A Pera y al 12 (creo) del otro equipo lamentamos tener que incluírlos dentro del club Cristal de Bohemia. Lo sentimos mucho por los dos.

Al final del partido celebramos la clasificación a la fase de ascenso y el cumpleaños de Iñaki Polo tomando unas cañas en el bar del polideportivo que supieron a gloria. ¡Feliz cumpleaños, Iñaki, a pesar de que ya no tengas 28!

El presidente de los Dolphins anunció tras volver a casa que jamás había estado en un polideportivo con unas vistas tan espectaculares como las del polideportivo de este partido. Hay que reconocer que plantar un polideportivo en mitad de la subida al monte Jaizkibel es muy original. Cuando los Dolphins sean una superpotencia del baloncesto europeo se planteará la construcción de un polideportivo bajo la bahía de la Concha para poder mejorar las vistas del polideportivo de Pasajes San Juan.

Nota: la crónica del partido está escrita en clave de humor. Si a alguien le molesta lo escrito, sobre todo si es del equipo contrario, sólo tiene que avisar y se modificará. Si algo no quieren los Donosti Dolphins son malos rollos y eso se nota en la cancha.

3 thoughts on “Donibane Bar Noray 49 – 67 Bar Iraeta Donosti Dolphins

  1. Después de la lamentable temporada que lleva jugando el pakete de manolo me gustaría saber cuales son sus números hasta la fecha de hoy.No te das cuenta señor manolo que no haces una cosa bien??cuando colgaras las botas?crees que con tu físico estas para jugar tanto?xq aportas tan poco?cuando acabras tus estudios?cuando cambiaras de zapatos y jersey por la rodilla?cuando manolo cuando ostias te vas a ir?cuando……..

  2. Solución: Los dolphins sortearan una cesta de navidad, con manolo dentro. El afortunado se sentirá como si hubiera ganado el gordo de la loteria de navidad. Así, disfrutará de manolo en exclusiva hasta final de temporada, y le intentará sacar el máximo provecho posible…aunque está dificil…
    Otra posible solución es cederlo a otro equipo hasta final de temporada. El Pasajes mostró su interés por manolo en el último partido…ya que se éste se ajustaba al perfil de jugador que estaban buscando. Sinceramente puede ser una buena opción, a no ser que en la fase de ascenso recupere su mejor nivel…manolo demuestra el tirador que llevas dentro!
    sigue en pie la opción de los150 euros?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s